Orduña, la isla interior de Bizkaia

Además de su bello casco histórico, Orduña destaca por situarse en uno de los parajes naturales más bellos e impactantes de nuestra tierra, Sierra Sálvada y el Salto del Nervión. Además posee una exquisita oferta gastronómica basada en productos locales, actividades de aventura, deporte, un hotel-balneario… No te lo pierdas.

Desde su fundación en 1229 y hasta el siglo XIX, Orduña fue un importante enclave estratégico en el campo defensivo y para el tránsito comercial. Desde el siglo XV posee el título de ciudad, lo que la convierte en la única de Bizkaia con ese rango. Sus calles están trufadas de auténticas joyas patrimoniales perfectas para amantes de la historia.

Si te gusta dar largos paseos por la naturaleza y respirar aire puro estás de suerte porque se encuentra cerca de la maravillosa Sierra Sálvada, de impactante belleza y el espectacular Salto del Nervión. Al mismo tiempo, a través del pueblo de Orozko también se puedes acceder al magnífico Parque Natural de Gorbeia, el corazón verde de Bizkaia.

Imprescindibles de Orduña

Conjunto Histórico-Monumental de Orduña. Su importante pasado aduanero ha dejado su impronta en su casco histórico, declarado Conjunto Histórico-Monumental desde 1997. Todas las calles confluyen en la Plaza de los Fueros, centro neurálgico de la ciudad y la mayor plaza medieval de todo Euskadi. Se trata de una plaza porticada, enclave durante siglos para el mercadeo y gravamen de mercancías en tránsito entre la meseta y el mar de productos como lana, hierro, grano, pescado, tapices, trípticos y retablos.

Santuario de La Antigua. La Virgen de la Antigua es la patrona de la ciudad y del valle. La “Amatxu” protege a los habitantes de Orduña desde la Edad Media y es por eso que cada año en su honor se celebran los “otxomaios”, las fiestas patronales de Orduña. Es este un territorio de creencias ancestrales y de paso de criaturas mitológicas. Por sus caminos merodeaba Herensuge, una especie de dragón serpiente de siete cabezas que dejaba a su paso un rastro de fuego y horror. Entre sus arroyos, las lamias, mitad mujer mitad animal, peinaban sus hermosas cabelleras y la diosa Mari sobrevolaba hacia el monte Txarlazo (927 m.), la cumbre emblemática de Orduña.

Aldeas de Rurazabal - El roble de Orduña. Son cuatro las aldeas que junto a la ciudad forman una comunidad con entidad propia, la Junta de Ruzabal (Lendoñogoiti, Lendoñobeiti, Mendeika y Belandia) situadas a los pies de la Sierra Sálvada. Su asombroso paisaje aguarda un valioso patrimonio compuesto por caseríos, ermitas, molinos y templos.

En 1516, bajo la sombra de un roble, tal y como marcaban los usos y costumbres desde tiempos inmemoriales, se reunió la Junta de Ruzabal, dejando esta vez sus leyes por escrito. Al igual que en Gernika, aunque su historia sea menos conocida. De hecho el actual roble de Orduña es un retoño del de Gernika.

Salto del Nervión y actividades al aire libre. El río Nervión nace en una espectacular cascada que vuela 270 metros en caída libre en los meses de lluvias, en invierno y en primavera. Este fenómeno se puede contemplar desde un mirador cerca del puerto de Orduña. Además de senderismo, montañismo o ciclismo, en esta zona se pueden realizar actividades de vuelo como parapente o viajes en ala delta con la panorámica de la Sierra Sálvada.

El “bollo” de Orduña. Así es como los lugareños conocen a este fenómeno atmosférico que tiene lugar en invierno. Con tiempo anticiclónico y cielo despejado, se acumula la niebla en el Valle de Losa (Burgos) por efecto de la inversión térmica. El viento sur desliza suavemente esta niebla como una gigantesca cascada de nubes hacia los valles de alrededor. Si vienes en esta época, no dudes en llevar la cámara contigo y espera tener la suerte de poder inmortalizarlo.

Rutas

Además de la imprescindible visita al Salto del Nervión, te proponemos una ruta en coche por la Sopeña, de Ruzabal a Maroño con la Sierra de Sálvada como escenario. Este es un trayecto para realizar preferiblemente en días claros y despejados.

Te proponemos una ruta en coche por la Sopeña con la Sierra de Sálvada como telón de fondo

El recorrido comienza en Orduña, desde donde tendremos que tomar la carretera A3931 hacia el Santuario de la Antigua, que nos llevará a diferentes aldeas.

Si queremos visitar Lendoñogoiti y Mendeika tendremos que desviarnos. Te recomendamos que visites el molino de Lendoñobeiti y la ermita de Poza, lugar de origen del Licenciado Poza.

Si te apetece complementarlo con un pequeño paseo te animamos a ir desde Lendoñobeiti a Lendoñogoiti caminando o una vez llegues a Mendeika continuar hasta Babio, donde podrás disfrutar con las vistas hacia Ayala.

Cómo llegar

Orduña goza de una excelente ubicación como destino turístico a escasos 40 kilómetros de Bilbao y de Vitoria-Gasteiz. Puedes llegar a Orduña de varias maneras. Además de en coche, es una buena opción llegar en tren porque no hay tráfico y te deja en el mismo centro.

  • Tren

    La línea 3 (C3) de Cercanías de Renfe une Orduña con la estación de Abando de Bilbao con una frecuencia de media hora y un viaje que dura 45 minutos.

  • Autobús

    Te recomendamos que consultes las líneas y horarios de las líneas de Bizkaibus que acerquen hasta Orduña. De ahí tendrás que tomar transporte privado para llegar a las inmediaciones del Salto.

  • Coche

    Desde Bilbao tienes tan solo 38 kilómetros hasta Orduña, 40 minutos aproximadamente. Para llegar toma la autovía A-8 y continúa por la autopista A-68 dirección Gasteiz. Después hay que coger la salida 3 hacia Llodio e incorporarse a la BI-4516 dirección Llodio – Orduña. Después tienes que tomar la segunda entrada de Orduña (Este).

Gastronomía

Dónde comer

“Calocybe Gambosa”, el perretxiko, es la seta más apreciada en la gastronomía de esta tierra. Es típico en Orduña el “revuelto de perretxikos”. No es casualidad que también sea conocida como seta de Orduña. Es un plato obligado del menú de las fiestas patronales, otxomaios. Un imperdible si visitas esta tierra en primavera, sobre todo en mayo. Puedes probarlo como plato en un restaurante o en un pintxo en alguna de las barras del caso histórico.

En Orduña es también muy común la producción ecológica. Sus huevos, carne y verduras son de las más reconocidas así como el plato de caracoles. Si te interesa, te recomendamos visitar el Mercado de Producto Local Urduñako Zaporeak. Se celebra todos los primeros sábados de cada mes en la Plaza de los Fueros. Aquí podrás disfrutar de los sabores propios de Orduña además de poder conocer en primera persona a las productoras y productores locales.

Alojamiento

Dónde dormir

Si quieres vivir una experiencia de lo más relajada, te recomendamos que visites el hotel balneario de Orduña. Está situado en pleno casco viejo, concretamente en la Plaza de los Fueros, y se trata de un edificio de estilo neoclásico con un gran valor histórico arquitectónico.

Además del hotel balneario, tienes más opciones de alojamiento a tu disposición. Por ejemplo, puedes elegir entre alojarte en apartamentos vacacionales o pensiones dentro del propio casco urbano de Orduña u optar por alguna casa rural con familia y/o amigos para disfrutar del entorno natural de la Sierra Sálvada.

  • En la Oficina de Turismo de Orduña encontrarás toda la información turística local, visitas guiadas e información especializada en birding (observación de aves de la zona). También podrás conocer y adquirir productos locales en el Txoko Gourmet del local o visitar alguno de los centros de producción.

    Oficina de Turismo de Orduña
    Plaza de los Fueros, 9. Bajo - Alhóndiga.

    48460 Orduña, Bizkaia.

    Teléfono: 945 38 43 84

    E-mail:
    turismo@urduna.com

    • Horario

      Temporada baja (septiembre-junio)
      Mañanas de 10:00 a 14:00.

      Temporada alta (Semana Santa / julio y agosto)
      Mañanas de 9:30 a 14:00

      Tardes de 16:00 a 19:30.

    • Localización

      Orduña

  • Si vienes a Orduña en mayo no te puedes perder los “otxomaios”, la fiesta más importante de Orduña. El protagonista de estas fiestas se llama “Bihotza”, (el corazón en euskera). A lo largo de la semana, la ciudad se llena de visitantes gracias al gran ambiente festivo y al mercado de agricultura y ganadería. Otra fecha en la que merece la pena visitar Orduña es, sin duda, en Semana Santa.