La Danza de los Tulipanes, la llave a los rincones de Urdaibai

Haz tuyos todos los rincones de Urdaibai con La Danza de los Tulipanes.

Un asesinato en Gernika, concretamente en las vías del tren, cambiará por completo el ritmo de la comarca de Busturialdea. Natalia, la periodista más popular de la villa y también la más polémica, ha sido abandonada y atada a la vía con un delicado tulipán entre sus manos. Una escena espeluznante, que para más inri es retransmitida en directo por Facebook, teñirá de negro la Reserva de Urdaibai.

La trama comienza en Gernika, pero el asesino, no satisfecho con destrozar la vida de Santi, el maquinista del convoy y marido de Natalia, seguirá rompiendo con la tranquilidad del territorio. La población de Urdaibai se encuentra demolida y los crímenes se siguen sucediendo, volviéndose cada vez más mediáticos. Conoceremos así a Ane, ertzaina encargada de la nueva Unidad Especial de Homicidios de Impacto y viviremos de primera mano su relación con el resto de agentes implicados en el caso: Aitor, Txema, Julia y Silvia. Analizaremos los patrones, las escenas del crimen, y también a Luis Olaizola, comisario de Gernika y amante de Natalia durante buen tiempo.

Entre conflictos emocionales, viajaremos a Murueta, rincón donde el silencio podría cortarse a cuchillo, o bueno, por tulipanes rojos. Aunque sin prisa, el asesino seguirá dejando flores de intenso color rojo y mujeres sin vida a su paso. La investigación policial nos trasladará al Bosque pintado de Oma, una extraordinaria galería de arte al aire libre. Por primera vez, las fantasmagóricas figuras de Agustín Ibarrola se materializarán en una pesadilla de carne y hueso.

A través de la novela, también visitaremos San Pedro de Atxarre, sin duda, el mejor mirador para entender Urdaibai. San Pedro de Atxarre es para Ibón “un lugar especial, desde donde dejar volar las horas y observar la implacable marea pintando constantemente un nuevo cuadro, a cuál más hermoso y colorido. Un lugar donde el turista caerá fácilmente rendido”.

Más adelante, surfearemos con Julia el embravecido mar Cantábrico, tratando de olvidar entre brazadas los horrores del día a día. Conoceremos así Mundaka, viejo pueblo pesquero y lugar de culto para muchos surfistas, en el que a pesar de la atmósfera trágica que se respira sigue manteniendo su encanto marinero. 

Con Ane Cestero, quizás la menos ortodoxa del grupo, nos detendremos en las principales calles de Gernika, saldremos de cañas al Itsaspe y estudiaremos los rostros familiares de la zona, rostros que pretenden esconder abusos y traumas como el maltrato infantil o la violencia de género. 

Desde Bermeo, cuna de arrantzales, navegaremos a la Isla de Izaro, isla de leyendas y la más grande de la costa vasca, donde seremos testigos de un gran temporal en alta mar. 

Aunque consideramos Gaztelugatxe o Rocadragón como un lugar sagrado, el descarado homicida de mente enferma dejará también su firma en la ermita más mágica de todo el Cantábrico. 

Síguele la pista al asesino con la Danza de los Tulipanes y sumérgete en el mágico mundo de Urdaibai. ¡No te arrepentirás!

Sobre el autor:

Ibon Martín (Donostia, 1976), licenciado en periodismo por la Universidad del País Vasco, se dedicó a recorrer Euskadi poniendo voz a estos parajes naturales en Radio Euskadi, Cadena SER, el Diario Vasco y otras publicaciones más especializadas. Sin embargo, sus recorridos no se limitaban a contar la belleza natural de una hermosa tierra, sino que en sus textos latía el deseo de devolver a la vida los vestigios históricos y mitológicos. Sus primeras novelas, El valle sin nombre y la serie de LOS CRÍMENES DEL FARO, pronto se convirtieron en un rotundo éxito.

Con La Danza de los Tulipanes, su sexta novela, arranca una nueva serie policíaca.