El color del otoño en Bizkaia

Con la bajada de las temperaturas y a medida que los días se van haciendo más cortos, Bizkaia deja atrás su traje de verano y se viste con los colores del otoño para mostrar su cara más tranquila y relajada con planes para disfrutar con calma.

No cabe duda de que la naturaleza es una de las grandes protagonistas de los meses otoñales en todo el Territorio. Una mochila y un calzado cómodo son suficientes para disfrutar del senderismo en los parques naturales, pasear por las Vías Verdes o recorrer los múltiples caminos junto al mar y a través de montes y valles.

El descenso de las temperaturas convierte a la Reserva de la Biosfera de  Urdaibai en parada obligatoria para las aves migratorias que huyen del frío invernal del norte de Europa en su camino hacia latitudes más cálidas, por lo que el otoño es una de las mejores épocas para avistarlas desde Urdaibai Bird Center y adentrarnos en el mundo de las aves y sus migraciones. Para conocer mejor Urdaibai, la Reserva ofrece diferentes rutas, tanto a pie como en canoa, para perderse y descubrir los paisajes, la fauna y la flora que hacen de este humedal abierto al mar un lugar tan especial.

Durante el otoño, y si el tiempo acompaña, podemos subir hasta la Cruz del Gorbeia, la cumbre más alta de Bizkaia, mientras contemplamos a las ovejas latxas apurar los últimos pastos de las cumbres antes de emprender el camino hacia los valles para pasar el invierno; desde el Santuario de Urkiola parten varios  caminos  que  nos  llevan  por  bosques  para  descubrir  como los tonos rojizos, anaranjados y amarillos de hayas, encinas, robles y abedules se adueñan del paisaje; y en Armañón un sendero fácil de recorrer que parte desde la Cueva de Pozalagua -que cuenta con la mayor concentración de estalactitas excéntricas del mundo- nos lleva hasta un mirador sobre el desfiladero de Venta Laperra con una impresionante vista panorámica que esconde simas y grutas y razas de ganado autóctono únicas como la oveja carranzana de cara roja y la de cara negra, el perro villano de las Encartaciones o la vaca monchina.

Igualmente espectacular es la vista del Salto del Nervión, el nacimiento del río Nervión, cerca del puerto de Orduña. Un cómodo recorrido nos acerca hasta el mirador del Nervión, que se asoma a una altura de vértigo de 270 metros de altura sobre la cascada.

Las Vías Verdes, antiguos trazados de ferrocarril transformados en zonas de paseo, son ideales para recorrerlos en familia a pie o en bicicleta y acercarnos a los entornos naturales e históricos que cruzan. Las cuatro Vías Verdes que tenemos en Bizkaia son la Vía Verde de Arrazola, por el valle de Atxondo; la Vía Verde de Atxuri, que sigue el recorrido del antiguo tren entre Sondika y Mungia; bordeando el Cantábrico junto a restos de antiguos cargaderos de mineral, la Vía Verde de Itsaslur une Pobeña con Kobaron (Muskiz), desde donde parte la Vía Verde de los Montes de Hierro, que nos descubre la historia de la minería y del hierro en Bizkaia en su camino de 42,5 kilómetros hasta Traslaviña (Artzentales)

El conocido como Camino del Norte o Camino de la Costa del Camino de Santiago, una de las rutas de peregrinación más antiguas, atraviesa Bizkaia desde los valles del interior en Markina-Xemein y sale por la costa en Kobaron, recorriendo en sus cuatro etapas Lea-Artibai, Busturialdea, Bilbao, la Margen Izquierda y las Encartaciones.

Txakoli y cultura

El txakoli de Bizkaia vive momentos especiales durante el otoño. A finales de septiembre comienza la recogida de la uva para su elaboración, aunque es a mediados de octubre cuando la vendimia suele alcanzar su punto álgido. Una buena manera de descubrir cómo se crea este delicioso diferente es visitar las bodegas y los viñedos y realizar una cata en las bodegas de txakoli repartidas por toda la geografía de Bizkaia, o acercarse hasta Bakio y desentrañar sus secretos en Txakoligunea, el Museo del Txakoli.

También es una inmejorable idea maridar el txakoli con las innovadoras creaciones de cualquiera de los doce restaurantes con estrella Michelin que hay en el Territorio Histórico, disfrutando de alguna de las recetas tradicionales de marisco o pescado que mantienen vigentes las cocinas de los restaurantes de toda la vida o, simplemente, combinarlo con un pintxo, esas pequeñas obras de arte culinario que elaboran los bares en toda Bizkaia.

Cuando la lluvia otoñal arrecia, nada mejor que refugiarse en los museos de Bilbao y Bizkaia para redescubrir tanto nuestro patrimonio cultural como las últimas tendencias artísticas.

Indudablemente, Bilbao es el epicentro de los museos en Bizkaia, con el vanguardista Museo Guggenheim Bilbao y la extensa y excelente colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao a la cabeza. Igualmente fascinantes son el Museo Arqueológico y el Museo Vasco, ambos ubicados en el entorno de la plaza Unamuno, en el Casco VIejo, que nos muestran nuestras raíces y como se ha desarrollado nuestra cultura desde los primeros asentamientos humanos en Bizkaia hace 100.000 años.

También podemos descubrir el arte bizkaino desde el siglo XII en el Museo de Arte Sacro, aprender sobre la importancia de la Ría en el Itsasmuseum Bilbao, conocer la evolución del euskera en Euskararen Etxea o maravillarnos ante las obras de maestras de la escultura clásica en el Museo de Reproducciones de Bilbao. Y para los que quieran conocer el pasado de Bilbao, la visita al Yacimiento de la Plaza Corazón de María es imprescindible.

Pero la amplia oferta expositiva no se acaba en Bilbao. Por toda la geografía de Bizkaia  podemos  encontrar  museos  para  todos  los  gustos.  Lo  mejor  para conocer nuestro pasado minero e industrial es visitar el Puente Bizkaia, en Getxo; Rialia, Museo de la Industria, en Portugalete; el Museo de la Minería del País Vasco, en Gallarta; la Ferrería de El Pobal, en Muskiz, la Fábrica-Museo La Encartada, en Balmaseda; o el Museo Antigua Fábrica de Dolomitas, en Karrantza. Y las personas aficionadas al automóvil no pueden dejar de visitar el Museo de coches antiguos y clásicos en Galdames.

Por su parte, el Pesquero Agurtza y Santurtzi Itsasoa Museoa, ambos en Santurtzi; el Museo Plasentia Butrón, en Plentzia y Arrantzaleen Museoa, en Bermeo, nos muestran la estrecha relación de Bizkaia con el mar, mientras que la ciencia y la naturaleza tienen su espacio en el Museo Vasco de Historia de la Medicina, ubicado en el campus de la UPV/EHU en Leioa; en el Museo de Historia Natural “Andrés de Urdaneta”, en Loiu; Hontza Museoa, en el Museo de Ciencias Naturales, en Mañaria; y en Ekoetxea Urdaibai, en Busturia.

iytu.reportaje.como-llegar

Bizkaia está sembrada de senderos de grandes y pequeños recorridos para que disfrutes al aire libre. Si te interesa más información, la Federación Vizcaína de Montaña es una institución encargada de divulgar el senderismo como actividad deportiva.

Federación Vizcaína de Montaña

  • Martín Barua Picaza, 27. 4º Planta. 48003 Bilbao Teléfono: 944 431 734
  • E-mail: info@bmf-fvm.org
  • En Museos de Bizkaia podrás encontrar información sobre todos los museos de Bizkaia y las actividades que organizan.

    Para realizar cualquier ruta es importante que lleves ropa cómoda y calzado adecuado para andar. No te olvides de meter en la mochila agua y comida para retomar fuerzas aunque a lo largo de estos caminos puedas encontrar fuentes y restaurantes y bares para picar.

    Si tienes pensado visitar Bizkaia te recomendamos que adquieras la tarjeta Bilbao Bizkaia Card con la que podrás acceder al transporte público y que tiene descuentos en comercios y otros establecimientos a lo largo de todo Bizkaia. Por ejemplo, podrás obtener descuentos en las entradas de algunos museos y acceso prioritario, sin colas, a los grandes museos: el Museo Guggenheim Bilbao y el Museo de Bellas Artes.