null #SeaLovers, pasión por el mar


En Bilbao Bizkaia vivimos el mar de mil maneras diferentes. Por ejemplo, saliendo a navegar desde Bermeo para avistar los delfines y los cetáceos que habitan y visitan estas aguas, como los enormes cachalotes, los calderones grises, los rorcuales comunes y aliblancos, las orcas y los curiosos zifios de Cuiver, así como las aves que cruzan el mar en sus largas migraciones y hacen escala en las marismas de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Cuatro faros señalan las rutas que bordean el mar entre calas, pueblos marineros y acantilados. El faro de Punta Galea, en Getxo, vigila la puerta de entrada a la Ría de Bilbao desde el Abra; el de Santa Catalina en Lekeitio, es el único faro abierto al público en la Costa Vasca; en Bermeo, junto al Cabo Matxitxako, el faro del mismo nombre sigue iluminando el rumbo de las embarcaciones; y el faro de Gorliz, situado frente a la isla Billano, es el más alto del Cantábrico. 

Para desconectar, nada como las veintiocho playas que jalonan la costa de Bizkaia, cada una con su carácter propio. Algunas como las de La Arena, Ereaga, Sopela, Plentzia y Gorliz son tranquilos arenales en los que relajarnos y disfrutar de un día al sol con la familia o la cuadrilla; otras son más salvajes, como las de Aizkorri, Meñakoz, Barinatxe, Muriola y Laga, y mantienen todo su encanto natural. Las playas también son el lugar perfecto para practicar deportes como la vela, el piragüismo, el kayak-surf, el parapente, el coasteering y el buceo o, simplemente, para gozar de una panorámica inigualable cuando el sol tiñe de rojo el cielo y el mar al atardecer. 

Una experiencia inolvidable en Bilbao Bizkaia es surfear las olas que rompen junto a la costa. Cada playa ofrece olas con diferentes características, por lo que las hay adecuadas para todos los niveles, desde las más sencillas para principiantes hasta olas gigantes que chocan contra las paredes de roca para surfistas de alto nivel. Mundaka y su ola izquierda, considerada la mejor de su categoría en Europa, son la meca para surfistas de todo el mundo. Con hasta 4 metros de altura y 400 metros de longitud, esta ola se forma en la barra de Mundaka hasta alcanzar la playa de Laida formando larguísimos tubos y ha sido testigo de innumerables competiciones internacionales. 

Resguardados de los embates del Cantábrico, los puertos pesqueros de los pueblos marineros de la costa de Bizkaia reflejan la historia, la tradición y las costumbres de las personas que vivieron y siguen viviendo ligadas a la mar. Uno de los más peculiares es

Elantxobe, un pueblo en el que las estrechas calles trepan por el acantilado desde el puerto. Tiene tan poco espacio llano que para poder girar los vehículos grandes se ha tenido que instalar una curiosa plataforma giratoria. En Ondarroa se unen monte, río y mar, y un puerto en el que se siguen conservando las tradiciones pesqueras y un relevante patrimonio histórico. 

La Ría de Plentzia desemboca en una tranquila bahía donde disfrutar de su playa, y en sus aguas se guarda un delicioso secreto, la primera bodega de vino y arrecife artificial del mundo. Ea es un pequeño pueblo marinero escondido entre colinas, con construcciones tradicionales, puerto pesquero y una playa resguardada de las olas. La playa de piedras de Armintza es un buen destino para los amantes de la pesca y el submarinismo, y las tabernas y restaurantes ubicados junto a su pintoresco puerto, un buen lugar para degustar pintxos de marisco. 

La playa más larga de Bizkaia, con un kilómetro de largo, se ubica en Bakio, especialmente indicada para los deportes acuáticos. En esta localidad, siempre ligada a la elaboración del txakoli, se encuentra el Txakolingunea, el museo para conocer mejor nuestro vino joven, suave y afrutado. Muy cerca encontramos una de las joyas de nuestra costa, San Juan de Gaztelugatxe, una ermita encaramada en una isla unida a tierra firme por un puente. Tras subir los 241 escalones que llevan a la cima, la tradición manda que hay que tocar la campana tres veces para alejar los malos espíritus. 

La sorprendente costa de Bilbao Bizkaia está llena de rincones por descubrir y disfrutar. Descubre tu lado Sea Lover en Bilbao Bizkaia.