null Contemplar los Patrimonios de la Humanidad de Bizkaia junto a Itziar Ituño


La conocida 'Lisboa' de 'La casa de papel' nos acerca hasta los patrimonios naturales y culturales de nuestro Territorio reconocidos por la UNESCO

En Bizkaia tenemos la suerte y el privilegio de contar con cuatro Patrimonios de la Humanidad declarados por la UNESCO, cuatro lugares naturales y culturales de Bizkaia que cuentan con un "valor universal excepcional" y, por ello, pertenecen al patrimonio común de la humanidad. 

El Puente Bizkaia, el puente más famoso y reconocible de Bizkaia y primer puente transbordador construido en el mundo de estructura metálica, es Patrimonio de la Humanidad desde 2006 debido al uso innovador de los cables de acero de torsión 

alternadas, lo que lo convierte en una de las realizaciones más notables de la Revolución Industrial europea y de la arquitectura del hierro. 

Popularmente conocido como Puente Colgante, esta singular hazaña de la ingeniería de su época, nació de la necesidad de unir ambas márgenes en la desembocadura del Ibaizabal, entre Portugalete y Getxo, sin obstaculizar los barcos que navegaban con destino a los astilleros de la Ría o rumbo a los muelles que poblaban las riberas hasta el centro mismo de Bilbao. 

Para disfrutar de verdad de este puente, os recomendamos cruzar a pie o en coche por encima de la Ría en su barquilla suspendida sobre las aguas y visitar el casco antiguo de Portugalete, la villa jarrillera, o Santurtzi, la capital de la sardina, en la margen izquierda, y el Puerto Viejo de Algorta o los acantilados de Punta Galea en Getxo, en la margen derecha. Y para quienes no tengáis miedo a las alturas, el Puente Bizkaia ofrece la posibilidad de subir hasta una pasarela peatonal ubicada a 45 metros de altura con unas espectaculares vistas de la Ría abriéndose al mar en el Abra. Y si os gusta la adrenalina, podéis practicar la escalada y, aunque a la actriz Itziar Ituño le dé vértigo solo de pensarlo, también saltar al vacío haciendo goming. 

Otro de los Patrimonios de la Humanidad de los que disfrutamos en Bizkaia es la Catedral de Santiago, reconocida como tal desde 2015 dentro de los Caminos de Santiago. Más concretamente, en el Camino del Norte, uno de los recorridos más antiguos de entre los que llegan hasta los pies del Apóstol. Situada en el Casco Viejo de Bilbao, junto a las famosas Siete Calles medievales, la catedral es una de las mejores manifestaciones del gótico de Bizkaia. Su fachada y torre neogóticas dan paso a un interior de finales del siglo XV y principios del XVI que consta de tres naves en planta de cruz latina, rodeado por capillas, y un acogedor claustro gótico. 

Testigos de su importancia como paso obligado de las personas que a lo largo de los siglos han recorrido este ramal de la ruta jacobea, son su girola o deambulatorio, donde los peregrinos adoraban las reliquias que se atesoraban en las capillas, y la

Puerta del Ángel, también conocida como Puerta de los Peregrinos, puesto que era por allí por donde accedían al templo. 

El Camino del Norte de la ruta compostelana atraviesa Bizkaia en cuatro etapas, entrando por el este por Markina-Xemein, en el interior, y saliendo por el oeste junto al mar, en Kobaron, pasando por lugares tan emblemáticos como la ermita de San Miguel de Aretxinaga, el Monasterio de Zenarruza, Gernika y su Casa de Juntas, la Ruta Juradera que recorrían los antiguos Señores de Bizkaia y la Margen Izquierda y Meatzaldea, antiguas zonas industrial y minera. 

Muy anterior en el tiempo al Camino de Santiago son los testimonios de la presencia humana en Bizkaia, ya desde el paleolítico, hallados en la localidad de Kortezubi, en concreto en Santimamiñe, otro de los tesoros de Bizkaia declarado Patrimonio de la 

Humanidad por la UNESCO. En este caso, en 2008 y como parte de las cuevas de la Península Ibérica representativas del arte rupestre que se desarrolló en Europa entre los años 35.000 y 11.000 a.C, expresiones de una cultura ancestral y de la historia del ser humano. 

Descubierta en 1917, este yacimiento destaca por su llamativa geología, por la importancia de los restos arqueológicos hallados y por las pinturas datadas hace más de 14.000 años, durante el período magdaleniense. Medio centenar de figuras rupestres de bisontes, osos pardos, ciervos, caballos, personas y figuras geométricas pueblan las paredes del yacimiento arqueológico más importante de Bizkaia. Con el objeto de conservar las pinturas rupestres, estas no se pueden visitar, pero se puede realizar un recorrido por la cueva en visitas guiadas de hora y media de duración para descubrir las tareas de excavación y un recorrido virtual de la totalidad de la cueva. 

Kortezubi se encuentra en la zona interior de Urdaibai, que la UNESCO declaró Reserva de la Biosfera en 1984. El estuario formado por el río Oka en su encuentro con el mar ha creado un auténtico paraíso para la naturaleza, y en sus marismas, bosques, prados y acantilados prospera la vida silvestre, vegetal y animal. Urdaibai tiene una especial relevancia para la vida de las aves migratorias, y en este entorno se pueden observar más de 200 especies, muchas de las cuales hacen escala para alimentarse y descansar de las largas migraciones estacionales que realizan cada año. 

Para poder disfrutar de la observación de ejemplares de águila pescadora, garza imperial o avetoro lo mejor es acercarse hasta Urdaibai Bird Center, un museo vivo de la naturaleza desde donde se pueden avistar las aves y descubrir su vida en las marismas. Haciéndose a la mar y embarcado en alguna de las excursiones guiadas que se organizan en Urdaibai también es posible observar los cetáceos que surcan las aguas próximas a la costa: calderones, cachalotes, delfines, o los curiosos zifios de Cuiver. 

Subir los 241 escalones que llevan hasta la mágica San Juan de Gaztelugatxe, surfear la mejor ola izquierda de Europa en Mundaka, pasear por el puerto y el casco antiguo de Bermeo, descubrir el espíritu pesquero de Ea, conocer las empinadas calles que dan al

mar en Elantxobe, deslizarse en kayak por la ría del Oka, caminar por las rutas de senderismo que recorren la zona, ver toda la Reserva a nuestros pies desde sus miradores, visitar las bodegas donde se elabora el txakoli, nuestro joven y delicioso vino, o elegir entre las muchas playas de las zona son algunos de los muchos atractivos de Urdaibai.