null Consejos para vivir la gastronomía de Bilbao Bizkaia con Oihana Abinagoitiz


“La gastronomía reúne a las personas. Siempre hay algo que celebrar y ahí estoy yo con algún plato nuevo para que mis invitados puedan disfrutar”. Estas palabras de nuestra Food Lover Oihana Abinagoitiz resumen perfectamente que significa la cocina en Bilbao Bizkaia. Enamorada de la gastronomía y todo lo que representa en Bizkaia, Oihana sabe muy bien que siempre encontramos una buena excusa para quedar con la familia o con la cuadrilla y celebrar la vida y la buena compañía mientras conversamos y cantamos alrededor de la mesa, compartiendo antiguas y nuevas recetas y degustando con los nuestros una buena botella de txakoli.

Una de las mejores maneras de adentrarse en nuestra gastronomía y en todo lo que ofrece es probar los pintxos, las pequeñas delicias que pueblan las barras de los bares por toda Bizkaia. Como dice Oihana, “lo que más me gusta de la cocina es que es lo suficientemente fácil para que todo el mundo pueda hacerla y a su vez es lo suficientemente compleja como para considerarlo un arte.” Y los pintxos son precisamente eso, pequeños bocados de nuestra gastronomía que van desde los más sencillos, como las gildas o los grillos, hasta auténticas obras maestras salidas de la imaginación de nuestros cocineros y cocineras.

Como bilbaína que es, Oihana conoce a la perfección las zonas de referencia para probar algunos de los pintxos más sabrosos de la capital del Bizkaia: el Casco Viejo, el Ensanche, Indautxu, los barrios alternativos Bilbao es un auténtico paraíso para Food Lovers, lleno de bares en los que probar los pintxos de siempre y los más originales. Una divertida manera de conocer la cultura gastronómica del Botxo - como llamamos cariñosamente a Bilbao - al tiempo que se descubren lugares como el Museo Guggenheim Bilbao y la arquitectura moderna de Abandoibarra, las históricas Siete Calles, los barrios con más solera en Atxuri, San Francisco o Bilbao La Vieja y el cosmopolita centro de la ciudad, es realizar una de las rutas que aúnan los paseos en bicicleta con la visita a algunos de los establecimientos con los mejores pintxos.

La base de todo buen pintxo, como de cualquier buen plato, es la mejor materia prima, y el lugar indicado para encontrar la más sabrosa, fresca y variada es el Mercado de La Ribera, el centro neurálgico de la gastronomía en Bilbao inaugurado en 1929 junto a la iglesia y puente de San Antón para tomar el relevo a la antigua plaza mayor de la Villa. Declarado en 1990 el mercado municipal de abastos más completo por comerciantes y puestos, y el mayor mercado cubierto de Europa, ha sido completamente renovado para convertirse de nuevo en punto de encuentro tanto en los puestos tradicionales como en la zona de gastrobares.

También es un lugar de referencia para los Food Lovers que quieren aprender a elegir los mejores productos y a prepararlos de diferentes maneras. Oihana siempre está en continuo aprendizaje, “descubriendo nuevos sabores, técnicas y texturas”. Por eso le encanta apuntarse a los talleres y experiencias gastronómicas que organiza la Escuela Superior de Hostelería de Bilbao, todo un regalo para los sentidos y una manera de lo más divertida para aprender nuevas y tradicionales elaboraciones con ingredientes recién comprados en el propio Mercado de La Ribera, como los clásicos bacalao al pilpil o a la bizkaina o kokotxas de merluza o hacer una cata siguiendo todos los pasos para apreciar mejor cinco diferentes tipos de vino; descubrir el secreto del arroz perfectamente preparado o adentrarse en los misterios de la cocina japonesa. Un plan de lo más entretenido para hacer con la cuadrilla o la familia.

A una apasionada de la cocina como es Oihana, que sueña con “poder cocinar un plato vanguardista e innovador mano a mano con un gran chef” como los que dirigen los y las artistas de los fogones en los restaurantes reconocidos con estrellas Michelin en Bilbao Bizkaia, también le encanta “descubrir la procedencia, elaboración y transformación de cada uno de los alimentos. Y no puedo disfrutarlo más si lo compruebo por mi misma de la mano de las personas que lo hacen posible”. Por eso una ingeniera como ella, que siempre ha trabajado ligada a la producción, ha disfrutado en su visita a la bodega de txakoli de Gorka Izagirre, un lugar en el que ha vivido en primera persona la vendimia de la uva que madura en las en las faldas de las colinas orientadas al sur por todo el Territorio, con el característico sabor que le otorga el haber crecido influenciada por el aire traído el mar.

Las bodegas de txakoli de Bizkaia ofrecen experiencias únicas que combinan gastronomía y naturaleza siguiendo el proceso completo para crear este vino joven y afrutado, empezando con la vendimia en los viñedos y la visita a las cubas donde madura, para seguir con catas en las que descubrir todos sus matices y cómo maridar con otras joyas gastronómicas como con los pescados o el queso Idiazabal. Pero para descubrir todos los secretos de nuestro vino con carácter propio lo mejor es acercarse hasta Txakolingunea, el Museo del Txakoli, en Bakio, que repasa toda la historia y la evolución que ha tenido a lo largo de los siglos uno de los mejores embajadores de Bizkaia en el mundo.

Enamorada de la gastronomía y todo lo que representa en Bizkaia, Oihana sabe muy bien que siempre encontramos una buena excusa para quedar con la familia o con la cuadrilla