Terrazas, un alto en el camino

Nuestras terrazas son, sin lugar a dudas, un alto imprescindible a tener en cuenta durante vuestra visita.

A pie de calle

En el corazón de Bilbao

En el corazón de Bilbao, en el Casco Viejo, encontraréis una gran cantidad de terrazas para relajaros y disfrutar de un buen pintxo, probar un vino auténtico como el Txakoli o simplemente degustar un buen café. Nada más salir del metro, en la Plaza Unamuno hay varias terrazas donde el sol brilla desde primera a última hora del día. En la Plaza Nueva, una de las plazas más antiguas de la villa, encontraréis algunos de los bares más típicos de Bilbao. Se trata de una plaza con mucho carácter y personalidad, y una parada imprescindible en vuestra ruta. Otras de las calles más tradicionales en cuanto a poteo (ir de bar en bar degustando pintxos) son las calles Santa María, El Perro o María Muñoz, todas ellas ofrecen un buen ambiente y pintxos de calidad.

La Ribera Gastro Plaza

Al lado de la Iglesia de San Antón, no os olvidéis de visitar el Mercado de La Ribera, uno de los mayores mercados de abastos cubierto de Europa y una referencia comercial para toda Bizkaia. Aunque el mercado fue inaugurado en 1929, no solo ha conseguido mantener su esencia a lo largo de su larga historia, sino que se ha convertido en un espacio donde poder degustar una gran variedad de productos, pintxos y platos de primera gracias a su Gastro Plaza, situada en la segunda planta, con su terraza con grandes vistas a la Ría y a Bilbao La Vieja. Además, si os desplazais en tranvía, la parada “Ribera” os dejará justo enfrente de su puerta de entrada.

El Muelle de Marzana

Al otro lado de la Ría, en el Muelle de Marzana, nos brinda una oferta muy interesante, variada y cosmopolita. El barrio de Bilbao La Vieja ha vivido una serie de remodelaciones a lo largo de la historia hasta convertirse en un distrito “indie”. Considerado por muchos el “Soho” de Bilbao, ofrece un ambiente diferente según la hora del día, pero siempre estimulante. Poteo durante el día, música callejera, DJs y teatrillos por la noche. ¡No os lo podéis perder!

 

El Ensanche, más vivo que nunca

Los barrios de Abando y de Indautxu son también una gran opción a la hora de disfrutar del aperitivo al aire libre. Las calles Ledesma o Diputación, por ejemplo, cuentan con muchos bares y restaurantes con terrazas. En Indautxu, la calle Licenciado Poza, también conocida como ‘Pozas’ es testigo de un gran ambiente, en especial, los días de partido en La Catedral, San Mamés.

Rozando el cielo

Para los amantes de las vistas, Bilbao ofrece algunas azoteas con espectaculares panorámicas. En el barrio de Indautxu, os aconsejamos subir a la última planta de Azkuna Zentroa, donde encontraréis la terraza de Yandiola o al rooftop de estilo neoyorquino, Le Club, en el Hotel Ercilla. De junio a septiembre, también podréis disfrutar de un tentempié en la terraza de uno de los hoteles más elegantes de la ciudad, el Hotel Carlton, situado en plena Plaza Moyua, desde donde podréis contemplar y sentir el día a día de la villa.

Con vistas a la Ría

El relax y las vistas más despejadas se encuentran siempre junto a la Ría. El Gran Hotel Domine, el NYX Hotel y el Vincci Hoteles, convierten sus azoteas en el mejor lugar para tomarte algo en un día de buen tiempo. Sin perder la Ría de vista, una vez hayáis dejado atrás el Euskalduna Bilbao y el Itsasmuseum, el peculiar barrio de Olabeaga (frente a Zorrotzaurre) ofrece espacios únicos, con terrazas diferentes, como la de El Cargadero, situada sobre la Ría y con embarcadero propio. El Hesperia Zubialde, frente al estadio de San Mamés, ofrece tres terrazas, de diferentes ambientes y para todos los gustos.

Gastronomía, cócteles, relax entre risas y amigos, descanso con buenas vistas. ¡Os esperamos!

Terrazas, un alto en el camino