angle-left Durango, una villa palacio entre montañas

De origen medieval, el casco histórico de Durango ha sido declarado Conjunto Monumental (14 de enero de 1997). Deambulando por sus calles podrás contemplar los monumentos y piezas que conforman su vasto patrimonio histórico además de disfrutar con el ambiente, siempre animado, de sus calles. Nada más adentrarte en su casco medieval notarás cómo poco a poco la historia de esta antigua villa te atrapa. ¿Te apetece dar un paseo con nosotros?

El punto de partida de este paseo por el casco histórico es el arco de Santa Ana, último superviviente de las seis puertas de la muralla que protegían Durango en la Edad Media. Tendrás que pasar bajo su arco y detenerte en la iglesia en la plaza del mismo nombre. Si sus paredes hablaran… Está emplazada en la misma ubicación donde se ubicaba una iglesia del siglo XV. En 1973 el viejo templo se destruyó.

Afortunadamente, en 2009 la iglesia se volvió a alzar y gracias a las labores arquitectónicas que se estaban desarrollando, se hallaron los vestigios de la primera edificación de la ciudad.  Antes de continuar, si dejamos a un lado de iglesia y giramos hacia la izquierda nos toparemos con la imponente Torre Lariz.

Se dice que en 1483 Isabel la Católica pasó una noche en este palacio urbano renacentista, del siglo XV. El edificio fue transformado en cárcel durante la segunda mitad del siglo XIX y es en 2009 cuando volvió a recuperar su apariencia medieval. Aunque, si te fijas bien, en la parte baja todavía se pueden apreciar las marcas de barrotes.

La siguiente parada será en el Ayuntamiento de Durango, con llamativas pinturas en su fachada, inspiradas en “La Comedie Française”. La casa consistorial fue construida en el siglo XIV pero tuvo que ser reformada debido a los daños que sufrió durante el bombardeo de 1937.

Si deseas conocer a fondo el origen y la historia de Durango, cerca podrás acceder al Museo de Arte e Historia, ubicado en el Palacio Etxezarreta, un lugar donde el arte moderno y la historia se conjugan de forma exquisita. En el interior, entre otras obras, merece la pena observar la maqueta de la villa de Durango en el siglo XV y los cambios que ha vivido la villa con el paso del tiempo.

Bajando la calle, a tu izquierda verás el Centro Cultural San Agustín, una sala de exposiciones que ofrece infinidad de espectáculos. Si continúas avanzando, llegarás al corazón de Durango, la plaza Ezkurdi, epicentro de la vida social y el ambiente festivo de la villa. A esta plaza no le falta de nada: la estación de Euskotren, el quisco musical, el frontón para jugar a cesta punta. Verás también un gran número de elegantes construcciones burguesas, la llegada del ferrocarril trajo dinero a la villa y los burgueses pudientes construyeron sus casas en esta zona.

Si te apetece descansar un rato, te recomendamos que entres en Plateruena Kafe Antzokia, con una amplia programación cultural y una cafetería donde almorzar. Tanto en este recinto como en Landako gunea se celebran la mayoría de espectáculos culturales de Durango. De hecho, en Landako Gunea, cada mes de diciembre se celebra siempre la popular Feria del Libro y del Disco de Durango o Durangoko Azoka, la feria cultural más importante de Euskal Herria.

Después de ver estos rincones, continuaremos el recorrido hasta llegar a la Basílica de Santa María de Uribarri, Monumento Nacional, y una de las obras más impresionantes de Euskadi. Destaca su pórtico, el más grande del País Vasco. No puedes marcharte sin adentrarte en su interior, que merece una visita pausada, como el espectacular retablo del Altar Mayor. La basílica fue también víctima del bombardeo de 1937. A excepción del ábside y el coro, fue arrasada. El Coro, de estilo Reyes Católicos, es el elemento original más antiguo de la iglesia.

Las huellas del bombardeo

El 31 de marzo de 1937 a las 8:30 de la mañana queda grabado como el día más trágico en la historia de Durango. Las bombas de la aviación fascista, más de cuatro toneladas de explosivos, masacraron el pueblo durante la mañana y la tarde destruyendo por completo algunos edificios históricos y otros de forma parcial. El “Espacio para la memoria” es un monumento erigido para recordar y homenajear a las víctimas de este terrible suceso.  Desgraciadamente fueron muchos los civiles asesinados ya que durante el bombardeo se estaba celebrando misa y había mercado. Hoy en día todavía se pueden apreciar las huellas de metralla que dejaron en la fachada del Palacio Garai, en la calle Kurutziaga. 

Si te interesa conocer más detalles acerca del bombardeo te recomendamos que te apuntes a la visita guiada “Aztarnak” (Huellas) que ofrece la Oficina de Turismo de Durango. Aprovecha para observar el edificio donde se encuentra, en el Museo Kurutzesantu. Dentro, protege y cuida la cruz Kurutziaga, del siglo XV. Un crucero gótico de extraordinaria belleza que ostenta la categoría de Monumento Histórico Artístico.
Ahora, sigue adelante, subiendo Kalebarria (Calle Nueva, en euskera). A la izquierda encontrarás la biblioteca Bizenta Mogel. Puede que su nombre no te suene pero Mogel es considerada la primera mujer que publicó sus textos en euskera.

Ten cuidado si deambulas calle arriba calle abajo, no vaya a ser que te encuentres con una vaquilla... Alrededor del 13 de octubre, durante las Fiestas de San Fausto, sueltan una vaquilla con una soga atada al cuello con el objetivo de llevarla hasta la Plaza Santa Ana. En el camino verás una escultura dedicada a la ‘sokamuturra’ (tradición en las fiestas de algunos pueblos vascos en la que se juega con vaquillas y novillos ensogados)

Después de esta “carrera”, te recomendamos descansar en la plaza Pinondo y disfrutar con la preciosa vista del río Mañaria. Es un lugar ideal para tomar fotografías desde aquí a la escultura de Pablo Pedro Astarloa, a la cruz y a la Fuente Monumental.

Desde aquí, distinguirás en seguida el espectacular arco de Santa Ana y tomarás rumbo a la iglesia de San Pedro de Tabira. Según la tradición local, se trata de una de las iglesias más antiguas de Bizkaia y se ubica en el sitio que supuestamente ocupaba una iglesia medieval anterior.

Cómo llegar

Durango es una villa emblemática del interior de Bizkaia. Se encuentra,muy bien conectada con el resto de capitales vascas tanto por transporte público (autobuses, tren) como por transporte privado ya que las carreteras están bien acondicionadas.

  • iytu.reportaje.tren

    Tanto desde Bilbao como desde Donostia-San Sebastián puedes utilizar la línea E1 de Euskotren para llegar a la capital de Durangaldea.

  • iytu.reportaje.autobus

    Bizkaibus dispone de varias líneas que tienen parada en Durango. Desde Bilbao puedes tomar la línea A3933 Bilbao-Durango que va por la autopista. Asimismo, también puedes coger la línea A3923 Bilbao-Durango-Elorrio, con salida en la estación de Termibus y que cuenta con una hora de frecuencia.

  • iytu.reportaje.coche

    De Bilbao a Durango hay 34 kilómetros de distancia. Cuando salgas de Bilbao, desde el túnel de Artxanda-La Salve tienes que tomar la carretera N-637. Sigue por la N-637 y la E-70 / AP-8 hacia Iurreta y coge la salida 88 hacia la BI-623 en dirección Iurreta / Durango / Vitoria-Gasteiz. Desde aquí coge la calle Maspe, Fray de Juan de Zumárraga y Landako etorbidea. Aparcar está complicado por lo que te recomendamos buscar zonas de aparcamiento a las afueras de la villa. De Bilbao a Durango hay 34 kilómetros de distancia. Cuando salgas de Bilbao, desde el túnel de Artxanda-La Salve tienes que tomar la carretera N-637. Sigue por la N-637 y la E-70 / AP-8 hacia Iurreta y coge la salida 88 hacia la BI-623 en dirección Iurreta / Durango / Vitoria-Gasteiz. Desde aquí coge la calle Maspe, Fray de Juan de Zumárraga y Landako etorbidea. Aparcar está complicado por lo que te recomendamos buscar zonas de aparcamiento a las afueras de la villa.

iytu.reportaje.gastronomia

iytu.reportaje.donde-comer

Durango cuenta con una numerosa y deliciosa oferta gastronómica donde comer desde restaurantes elegantes, asadores donde la euskal okela (la carne criada en Euskadi) protagoniza suculentos menús o bares entre calles. En Durango, las calles rebosan vida y gente por lo que te recomendamos que aproveches y te des un homenaje, pruebes el txakoli de Durangaldea y los ricos pintxos de sus barras, ese bocado en miniatura que condensa la esencia de la gastronomía vasca.

iytu.reportaje.alojamiento

iytu.reportaje.donde-dormir

Tienes a tu disposición diferentes ofertas para dormir en Durango para todos los gustos. Desde hoteles y habitaciones en el casco histórico medieval como sumergido en mitad de la naturaleza en el Parque Natural de Urkiola en una casa rural.

  • La oficina de turismo se sitúa en el Museo Kurutzesantu. Este museo acoge la Cruz de Kurutziaga. Ofrece información turística y reservas, recorridos con audioguía, un juego para visitar Durango en familia, …

    Oficina de Turismo de Durango
    Kurutziaga kalea, 38. 48200 Durango, Bizkaia.
    Teléfono: 946 033 938
    E-mail: turismo@durango-udala.net

    • iytu.reportaje.horario

      Lunes y martes de 10:00 a 14:30.
      De miércoles a domingo de 10:00 a 18:30
       
      *El museo y la Oficina de Turismo comparten el mismo horario salvo los sábados y domingos por la tarde que solo se abre el museo.

      Cerrado los lunes de enero, febrero, noviembre y diciembre 

    • iytu.reportaje.localizacion

      Durango

  • En Durango podrás respirar aire puro en pleno contacto con la naturaleza. Tienes la posibilidad de realizar visitas guiadas pero es conveniente que realices la reserva previamente para evitar sustos. Además, si quieres salir al monte, es muy importante que vayas bien preparado, con la ropa adecuada para hacer senderismo, montañismo o la actividad que más te interese. 

    Antes de viajar, si tienes pensado venir a Durango, consulta la lista de eventos que hay en el calendario para poder aprovecharla. Por ejemplo si vienes a mediados de octubre no te pierdas sus fiestas patronales, los Sanfaustos, con muchísimo ambiente festivo. O, por otro lado, si tienes pensado venir en diciembre, acércate a principios de mes, durante la Durangoko Azoka para conocer de primera mano a protagonistas del panorama cultural vasco.

  • Si te apetece conocer Durango de una forma lúdica esta propuesta está confeccionada para que la disfrutes con tus amigos, familia o en solitario. En la Oficina de Turismo han creado Saltoka, el juego del salto, una actividad que se complementa con mapas, cartas y pegatinas y consiste en encontrar los tesoros ubicados en diferentes lugares de Durango. Los elementos patrimoniales se anuncian en las diferentes pistas. Toda una experiencia tanto para adultos como para niños. Su precio es de 3 euros y para participar tienes que apuntarte en la Oficina de Turismo.