angle-left Un menú de altura para cada día

La cocina vasca ofrece experiencias que van un paso más allá de la gastronomía. Partiendo de los productos de siempre, con materia primera de la máxima calidad, puedes saborear la creatividad y la pasión en sabrosos platos de altura.

La cocina tradicional vasca bebe de las recetas de toda la vida. Transmitidas de generación en generación, en numerosos bares y restaurantes del centro de Bilbao se reivindica el sabor de estas comidas típicas, sobre todo, alrededor del Casco Viejo y en el Ensanche como en el Amboto, Casa Rufo, Getaria, Baita Bilbao o en los restaurantes especializados en marisco Mazarredo o Bordatxo.

Después de visitar el Museo Guggenheim Bilbao puedes probar un menú de excepción en el restaurante minimalista Bistró Guggenheim Bilbao o en el Nerua Guggenheim, con una estrella Michelin. En el mismo sentido, te invitamos a descubrir las creativas ofertas en otros centros culturales como la del restaurante Arbolagaña en el Museo de Bellas Artes o la del Yandiola en Azkuna Zentroa.

Fuera de Bilbao, merece la pena sumergirse en el paisaje verde de Larrabetzu. Aquí se encuentra el único restaurante con tres estrellas Michelin de Bizkaia, Azurmendi, de Eneko Atxa además del nuevo Eneko, a pocos pasos del Azurmendi con el que el cocinero vizcaíno ha alcanzado su cuarta estrella. Por otro lado, en Galdakao puedes degustar la cocina del Andra Mari de Patxi Asua y en Amorebieta es muy recomendable de probar los sabores del Boroa de Javier Gartzia. Mientras que en el maravilloso paisaje del valle de Atxondo se sitúa la sabrosa parrilla de Bittor Arginzoniz, el asador Etxebarri.

Menú para los nuevos tiempos

Los restaurantes también se han sumado al cambio que ha supuesto la transformación social y urbanística de Bilbao. En el centro de la ciudad, encontrarás restaurantes que mezclan un diseño vanguardista con una carta que se ajusta al nuevo modo de vida ajetreado de la ciudad. Ejemplo de esto son El Viejo Zortzi, Claudio, El Txoko Berria, Mina, Larruzz o Guria.

En contraste con el ritmo frenético urbano se encuentra el movimiento Slow Food, con nuevos adeptos cada día. Se trata de una filosofía, en contraposición con el Fast Food, que invita a preparar los platos con productos locales y de temporada, disfrutando de cada bocado con calma. En esta línea se sitúan el restaurante Bascook de Aitor Elizegi, Zarate, Aizian y La Escuela, entre otros.

Después de dar un paseo entre los puestos del Mercado de la Ribera, te animamos a visitar en el mismo edificio el restaurante La Ribera. Se sitúa de cara a la Ría, con un ambiente atractivo y agradable y música jazz en vivo. El Astillero Euskalduna, en el muelle de Olabeaga, es todo un templo para los amantes del bogavante.

Bilbao es una ciudad cosmopolita, en donde además de la cocina vasca, podrás deleitarte con platos de todo el mundo. Si te gusta la comida japonesa, puedes visitar los restaurantes Kuma, Miu o Mao. Si quieres comer en una trattoria, en la ciudad se encuentran varios restaurantes italianos que te dejarán satisfecho. Si te gusta la cerveza y la comida alemana, puedes probar las delicias del Ein Prosit y el Lúpulo. También puedes degustar cocina mexicana, india o árabe. En Bilbao dispones de una amplia oferta culinaria para todos los gustos.

Cómo llegar

  • Bilbao es uno de los principales centros de turismo gastronómico de calidad del mundo. La gastronomía es uno de los grandes atractivos de Bizkaia junto con la arquitectura, la cultura y su gente.

    Los restaurantes más exitosos suelen tener lista de espera, por lo que te recomendamos realizar una reserva previa con antelación además de consultar los horarios de apertura y cierre de temporada. En cualquier caso, no hay de qué preocuparse porque en Bizkaia puedes comer bien en prácticamente cualquier bar, restaurante o asador.