angle-left Paseo por el Bilbao del siglo XXI

Visitado por cerca de un millón de personas al año, el Guggenheim Bilbao fue diseñado por el prestigioso arquitecto Frank Gehry. Según él mismo, el diseño está basado “en el puerto que fue y en la ciudad que es”, de ahí que simbolice un barco anclado en las orillas del Nervión, en el emplazamiento de la antigua Compañía de Maderas. A vista de pájaro, la parte superior del museo recuerda a una rosa.

El Museo Guggenheim Bilbao, uno de los mejores edificios de segunda mitad del siglo XX, se ha convertido en la mayor atracción turística de Bilbao. Parece un barco atracado en la margen izquierda del Nervión, en homenaje a los antiguos astilleros que poblaban Abandoibarra.

A la espectacularidad del edificio, de titanio y cristal luminoso con una asombrosa estructura en curva, se le suma la calidad de exposiciones itinerantes que acoge, exponentes del arte del siglo XX. En su ecléctica colección permanente destacan obras de Rothko, Saura, Warhol o Basquiat además del enigmático recorrido de la Materia del Tiempo de Richard Serra.

El arte pasa a los alrededores del museo para ser admirado. En la entrada, custodiando la enorme puerta nos encontramos con una de las figuras más icónicas del nuevo Bilbao Puppy, un perro gigante de flores y plantas del diseñador Jeff Koons, dándonos la bienvenida. En la otra cara exterior del museo, junto a la ría podrás deleitarte dando un paseo junto el brillante “árbol” de Anish Kapoor, los tulipanes de Jeff Koons, las fuentes de fuego de Yves Klein, la bruma de Fujiko Nakaya o la impactante araña de Louise Bourgeois.

El entorno que rodea al museo es también espléndido. La ría y sus puentes dejan su huella y te dan la posibilidad de dar un paseo a pie o en bicicleta por esta zona de parques, jardines y edificios emblemáticos que han situado Bilbao en el foco internacional como una ciudad a la que imitar. Si te gustan los deportes acuáticos en las aguas de la ría podrás practicar piragüismo, kayak o paddle surf en la ría.

Rutas

Comenzamos este paseo arquitectónico desde el Ayuntamiento de Bilbao de finales del XIX, en la plaza Ernesto Erkoreka. Junto al ayuntamiento, de estilo afrancesado, encontramos la Variante ovoide de la desocupación de la esfera del reconocido escultor vasco Jorge Oteiza.

La ruta arquitectónica por Abandoibarra es un paseo que condensa lo mejor de la arquitectura de este siglo

Continuamos este agradable paseo por el Campo Volantín. A lo lejos vemos el puente Zubizuri, o de Calatrava, que recuerda a un barco blanco de vela de diez metros de altura sobre la ría.

Cruzaremos el puente para admirar la Isozaki Atea, puerta que abre Bilbao al siglo XXI y que conecta el Ensanche con la Ría. De este complejo arquitectónico destacamos sus dos torres gemelas, que reflejan el cielo en sus cristaleras.

Poco antes del Guggenheim, veremos el Puente de La Salve, de hormigón verde con unos arcos rojos. Al cumplirse el décimo aniversario del Museo, se inauguró esta gran puerta roja, del artista francés Daniel Buren. Bajo el puente nos toparemos con el Palacio Olabarri, ejemplo de eclecticismo neobarroco. Seguimos caminando por la avenida de las Universidades y veremos el Museo Guggenheim, el edificio que ha abierto Bilbao al mundo.

Podemos dar un paseo por las obras del exterior del museo y adentrarnos en su interior. Merece absolutamente la pena. Además podrás tomarte un descanso en la Campa de los Ingleses, parque que abarca la zona del museo hasta el Puente de Deusto. Desde aquí podrás observar la colorista fachada del Hotel Domine, diseñada por Javier Mariscal.

En el otro lado de la ría, pasando la pasarela Pedro Arrupe se alza la Universidad de Deusto y en frente su Biblioteca, obra de Rafael Moneo. Con cerca de un millón de volúmenes, se suma como una pieza más a este cambio de imagen de la villa. Frente a la biblioteca se sitúa el Paraninfo de la Universidad del País Vasco, obra de Álvaro Siza, en piedra blanca, en contraste y armonía con su vecino.

Este entorno se encuentra bajo la mirada atenta de la Torre Iberdrola, de César Pelli, el edificio más alto de Euskadi, con 165 metros de altura y 41 plantas y eje central del nuevo centro financiero de Bilbao. En su piel de cristal se plasma todo Bilbao. Continuamos por la avenida Abandoibarra, junto a la ría, y dejamos a un lado el Puente de Deusto, puente de hierro que antiguamente se abría para dejar pasar a los barcos. Seguimos por el Paseo de la Memoria, hacia el Palacio Euskalduna, levantado sobre los antiguos astilleros que dan nombre. Sus arquitectos, Federico Soriano y Dolores Palacios, diseñaron un barco sin finalizar, que alberga conciertos, óperas y congresos.

Si sigues el paseo pasarás delante del Puente del Euskalduna, debajo de él se ubica el Museo Marítimo, construido con piedra, acero y madera, materiales que recuerdan a los de la construcción naval. En su exterior verás la antigua zona de diques de los ya desaparecidos Astilleros Euskalduna. Si levantas la cabeza, verás la catedral de los “leones”, el Estadio de fútbol del Athletic, San Mamés.

Cómo llegar

Abandoibarra y el Museo Guggenheim se ubican en el centro de Bilbao, junto a la ría del Nervión. Son muchos los medios de transporte públicos que acceden a esta zona y están adaptados para personas con discapacidad. Si el tiempo acompaña, la mejor manera de llegar aquí es dando un paseo por la villa.

  • Tren

    Las paradas más cercanas son San Mamés, junto al Estadio de San Mamés, y la Estación de Abando, cerca del Puente del Arenal.

  • Metro

    La parada Moyúa (salida Ercilla Guggenheim) es la más cercana al Museo Guggenheim. Para empezar la ruta por el Euskalduna te recomendamos la parada San Mamés. Si quieres empezar por el Ayuntamiento, bájate en Abando.

  • Tranvía

    Además de dando un paseo a pie, el tranvía es la mejor opción para llegar a Abandoibarra. Tiene parada en los principales puntos turísticos: en los alrededores del Museo Guggenheim (Guggenheim), en el Palacio Euskalduna (Euskalduna), junto al puente de Zubizuri y las Torres Isozaki (Uribitarte) y en frente del Ayuntamiento (Pío Baroja).

  • Autobús

    Son muchas las líneas de Bilbobus que paran cerca del museo Guggenheim y en Abandoibarra. Las líneas 01, 10, 13, 18 y A7 paran en Henao/Museo 1. Las líneas 13, 27, 38 y 48 tienen paradas en Alameda Recalde, 31, 12 y 11. Por su parte, con paradas en el Puente de La Salve y en Campo Volantín, puedes tomar las líneas 11 y 71.

  • Coche

    Con origen Donostia-San Sebastián o Vitoria-Gasteiz (A68 y A8) desde la autopista que circunvala la ciudad tendrás que tomar la entrada Bilbao San Mamés. Al final de la avenida Sabino Arana, a la altura de la plaza del Sagrado Corazón encontrarás las primeras señalizaciones que llevan al Guggenheim. Te dirigirá por la avenida Abandoibarra, que bordea la ría. Suele ser complicado aparcar en el entorno. Tienes disponibles dos parkings cercanos (Plaza Pío Baroja o Plaza Euskadi).

Gastronomía

Dónde comer

En Bilbao comer tiene la categoría de arte. Puedes elegir entre realizar rutas de pintxos, esos bocados sabrosos que nos caracterizan en las barran de los bares o sentarte a la mesa de cualquiera de los cientos de restaurantes que copan la capital. Los hay para todos los gustos y bolsillos, desde restaurantes vanguardistas con estrella Michelín cerca de la Ría hasta casas más tradicionales donde comer un menú tradicional.

En la zona de Abandoibarra te recomendamos que te sientes a la mesa de alguno de los restaurantes cercanos a la ría para que, mientras disfrutas saboreando la reconocida gastronomía vasca, contemples los edificios que han hecho de Bilbao un modelo urbanístico a seguir a nivel internacional.

Alojamiento

Dónde dormir

Bilbao es una ciudad turística de primer orden, que está preparada para albergar a los cientos de miles de visitantes que visitan la ciudad a lo largo del año. Es una ciudad viva, llena de congresos, festivales de música y eventos que se van sucediendo por lo que es importante que reserves tu alojamiento con tiempo para elegir la estancia que más se adapte a ti.

En la zona de Abandoibarra encontrarás habitación en las principales cadenas de hoteles aunque en los alrededores también podrás escoger entre hostales, pensiones, albergues y apartamentos de alquilar para disfrutar de los días que en la capital de Bizkaia.

  • El paseo por la zona del Guggenheim y su entorno, Abandoibarra, es una parada imprescindible en tu viaje a Bizkaia. Un milagro urbanístico de una belleza apabullante. Sus edificios, obras, parques y oferta de ocio te conquistarán. Además de recorrer Abandoibarra dando un paseo caminando o en bicicleta, existen rutas para navegarlo sobre la Ría.

    Museo Guggenheim Bilbao
    Teléfono: 944 359 080
    E-mail: informacion@guggenheim-bilbao.eus

    • Horario

      Horario: de martes a domingo de 10.00 - 20.00h (lunes cerrado)

    • Localización

      Avenida de la Abandoibarra, 2. 48009 Bilbao, Bizkaia.

  • Planifica bien tu día para poder disfrutar del paseo y visitar el Museo Guggenheim a tu gusto. Abandoibarra es un espacio llano pero merece la pena llevar un calzado cómodo para recorrerlo todo tranquilamente y a tu gusto. No te olvides de sacarte una selfie con Puppy. Recuerda que en el interior del museo no podrás tomar fotografías.