angle-left Guardianas de la historia de Bizkaia

Hasta finales del XIX, al territorio de Bizkaia se le conocía como el Señorío de Vizcaya y tenía una administración política propia al margen del Reino de Castilla con su propio fuero y sus Juntas Generales. Muchas villas de Las Encartaciones, en la frontera con Cantabria, Burgos y Álava, se fundaron en la Edad Media y mantienen su esencia con el paso de los siglos.

Ligada con la actividad minera de la zona de Las Encartaciones, sobresale la villa de Balmaseda, a media hora en coche de Bilbao. Por su ubicación fue un importante paso de mercancías entre la meseta de Castilla y el mar Cantábrico. Testigo de esta época es su icónico Puente Viejo, realizado en el bajo medievo, que se alza imponente sobre el río Cadagua. Mientras das un paseo por su casco histórico te encontrarás con sus dos principales iglesias, la de San Severino, del siglo XV y el templo gótico de San Juan. Merece además la pena ver el antiguo convento de Santa Clara, actualmente reconvertido en hotel.

A una hora en coche de Bilbao se encuentra Lanestosa, una preciosa villa, situada entre montañas. Su casco medieval ha logrado mantener su personalidad única, de carácter fronterizo entre Castilla y el Cantábrico. El pasado medieval está presente en sus calles, incluso, conserva en algún tramo el empedrado antiguo. Sobresalen sus casas de labranza, la plaza con pórtico, el Palacio barroco Colina de Lanestosa y la iglesia de San Pedro del siglo XVI. También podrás ver casas de estilo colonial, construidas por los emigrantes vascos que volvieron de América después de hacer fortuna allí.

Durangalde, la ciudad de Orduña y Gorbeialde

Durango, situado a los pies del Anboto, posee un patrimonio monumental rico y variado, destacando su casco histórico que aún conserva su espectacular estructura medieval. La Basílica de Santa María de Uribarri, exhibe la categoría de Monumento Nacional y posee el pórtico más grande de Euskadi. El Museo de Kurutzesantuen custodia una de las joyas monumentales de Bizkaia, la Cruz de Kurutziaga, un crucero gótico de valor incalculable. En la Lariz torre se dice que durmió la reina Isabel la Católica. De la antigua muralla se mantiene el Arco de Santa Ana, única puerta que queda de las seis que la formaban. La conocida Feria de Durango que se celebra todos los años en diciembre (Puente de la Inmaculada) es una cita cultural de referencia en Euskadi. Merece la pena visitarla si vienes en esas fechas.

A 14 km de Durango se encuentra Elorrio, con uno de los cascos viejos más impresionantes de Bizkaia. Pasear por sus calles, repletas de palacios y casas solariegas de piedra y sillería labrada hará que retrocedas a los siglos XVII y XVIII. En las fachadas de estos edificios se exhiben con orgullo los escudos de armas que muestran el linaje de sus antiguos propietarios. Destaca la necrópolis de Argiñeta.

Orduña, a 40 minutos en coche de Bilbao, es la única población de todo Bizkaia que tiene el título de ciudad y se trata de un conjunto histórico-monumental de gran valor. Al igual que Balmaseda, fue un enclave aduanero y comercial de gran importancia en tiempos del Señorío de Vizcaya. Era paso obligado en el comercio de Castilla con el norte de Europa. Entre su amplio patrimonio, sobresale la antigua Aduana, actualmente un hotel-balneario. Este emblemático edificio está localizado en la hermosa plaza de los Fueros, la mayor plaza medieval de todo Euskadi. Otro de los tesoros que podrás ver de esta pequeña ciudad es la iglesia de Santa María y no lejos de ella, el Santuario de la Antigua.

Si te gusta dar largos paseos por la naturaleza y respirar aire puro estás de suerte porque se encuentra cerca de la maravillosa Sierra Salvada, de impactante belleza y el espectacular Salto del Nervión. Además a través del pueblo de Orozko se puede acceder al espectacular Parque Natural de Gorbeia.

Alrededor del monte Gorbeia, en el límite con Álava, se encuentran otras villas medievales como Areatza, que tiene contiene entre otros bienes culturales de interés, el palacio de Gortázar, antigua torre del siglo XV, la iglesia de San Bartolomé y el convento de Santa Isabel. A media hora en coche de Bilbao y un paraje espectacular a los pies del mítico monte Gorbeia, así que podrás disfrutar de inolvidables rutas por el monte. Cerca del Gorbeia y del Parque Natural de Urkiola está también la villa de Otxandio, fundada en el siglo XIII por Diego López de Haro y que posee también un patrimonio natural extraordinario entre las que sobresale la iglesia renacentista de Santa Marina con su torre barroca.

Rutas

Si solo tienes un día para descubrir la Bizkaia medieval te proponemos la ruta de la lana, a través de la comarca de Las Encartaciones para acercarte a las maravillas que aguarda su pasado histórico. La ruta discurre a lo largo de la carretera BI - 636 y acaba en los confines de Balmaseda.

Merece la pena visitar la villa de Balmaseda durante el Mercado Medieval, dos días en los que recobra todo el sabor tradicional de su pasado medieval

Esta excursión evoca una ruta comercial histórica, la que condujo durante siglos las sacas de lana desde Castilla y Burgos hasta el puerto de Bilbao rumbo a los centros industriales textiles europeos. El antiguo camino transcurría a través del valle de Mena y de las Encartaciones.

La ruta comienza en el Puente de Castrejana de Barakaldo, conocido como el Puente del Diablo, envuelto en leyendas y continúa por los pueblos medievales de Alonsotegi, Güeñes y Zalla hasta llegar a Balmaseda, villa con enorme encanto, fundada en 1199. Además es la villa más antigua de Bizkaia.

Mayo es uno de los mejores momentos para visitar esta villa. Cada año durante un fin de semana se celebra el Mercado Medieval, dos días en los que Balmaseda recupera todo el sabor de su pasado medieval. Este año será del sábado 12 al domingo 13 de mayo. Es una de las fiestas más interesantes de Bizkaia gracias a su puesta en escena alrededor de 400 actores, vecinos y vecinas del pueblo, y la enorme variedad de actividades culturales que acoge.

Cómo llegar

El núcleo medieval más importante de Bizkaia es el de la comarca de Las Encartaciones aunque hay villas medievales también en Durangalde y en Gorbeialde entre otras zonas. Estas localidades están muy bien conectadas con Bilbao y el resto de Bizkaia tanto por carretera como por tren. De todas maneras, antes de realizar tu viaje consulta las líneas, los horarios y sus frecuencias por si hubiera algún cambio.
 

  • Tren

    Para llegar a Las Encartaciones puedes tomar la línea Bilbao - Muskiz de Renfe que te lleva hasta Muskiz y de ahí enlaza con Bizkaibus. La red Feve de tren de vía estrecha cuenta con dos líneas, la Bilbao - Balmaseda y la Bilbao - Santander con paradas en la zona. La línea C3 de Cercanías de Renfe une Orduña con la estación de Bilbao-Abando en unos 45 minutos. La distancia de Bilbao a Durango también la puedes recorrer en tren.

  • Autobús

    Desde Bilbao y el resto de Bizkaia tienes varias líneas que comunican con los distintos pueblos de Las Encartaciones, del Duranguesado y de Gorbeialde.

  • Coche

    Para llegar a Las Encartaciones, desde la autopista A-8 a través de la salida dirección a Balmaseda, coge el Corredor del Cadagua que comunica con varios pueblos de la comarca. Para ir a Orduña, a 37 kilómetros de Bilbao, hay que tomar la A-8, la carretera BI-4516 y la BI-625. Para llegar a Areatza desde Bilbao toma la N -240, son solo 30 km. Para ir a la zona de Durango, te recomendamos que cojas la AP-8 y continúes por la carretera N-637.

Gastronomía

Dónde comer

El interior de Bizkaia está lleno de lugares donde poder comer un menú tradicional a buen precio. En Balmaseda, por ejemplo, tienes que probar las alubias preparadas en ollas ferroviarias o putxeras. Un plato tradicional que hunde sus raíces en el siglo XIX cuando los maquinistas de la línea de ferrocarril Bilbao-La Robla cocinaban al calor del carbón de las máquinas.

En la zona hay varios productos típicos que merece la pena adquirir. Desde quesos de oveja y de cabras que pastan por la zona, mermeladas, miel, hortalizas de la huerta de los baserris (caseríos) hasta Txakoli de Bizkaia de las distintas bodegas que hay por la zona. Los productos se sacan directamente de la tierra o están elaborados gracias al buen hacer de nuestros baserritarras.

Alojamiento

Dónde dormir

Tanto en los pueblos de Las Encartaciones, como en Durangalde y en Gorbeialde dispones de una amplia oferta de alojamientos donde poder pasar la noche, el fin de semana o el tiempo que te apetezca relajarte en este entorno rural. Puedes elegir entre hoteles, casas rurales, balnearios o albergues.

Si viajas en autocaravana, te interesará saber que en el centro de la villa de Lanestosa en Las Encartaciones dispones de una área específica para autocaravanas. Si buscas dormir en un camping, en la zona dispones de tres para poder elegir el que más se ajuste a tus necesidades.

  • Además del valioso patrimonio cultural patente en las villas, podrás conocer más acerca de la historia de cada villa en los distintos museos de estas comarcas. Aquí comentamos alguno de los más relevantes.

    Museo de Las Encartaciones
    La antigua Casa de Juntas de Avellaneda en Sodupe acoge este museo que muestra una visión cronológica de la comarca y de sus habitantes.

    Museo de Historia
    Este museo alberga documentos y objetos antiguos relacionados con la historia de Balmaseda.

    Torre Loizaga- Museo del Rolls Royce
    Si eres amante de los coches antiguos te interesará este museo. En Galdames, en las Encartaciones, se encuentra esta impresionante fortaleza medieval, que actualmente alberga la colección de Rolls Royce más completa e importante del mundo.

  • En Balmaseda, durante las fiestas patronales de San Severino, el 23 de octubre, se celebra un concurso de alubias putxeras, un cocido popular balmadesano a base de alubias, tocino, chorizo, costilla y morcilla.

    En los Sanfaustos de Durango, fiesta que se celebra alrededor del 13 de octubre, hay dos actos centrales muy tradicionales como Zezenak diray el reparto de Artopillek. Los zezenak dira tienen lugar en la plaza de Santa Ana y son unos encierros con vaquillas que llevan atada una soga. También se reparten artopillek, magdalenas con un grano de maíz en su interior que solo se elaboran el día de San Fausto. Este día los concejales reparten este dulce entre los vecinos en el pórtico del Ayuntamiento.

    Las fiestas patronales de Orduña, los otxomaios, se celebran desde el año 1600 en honor a la patrona de la ciudad Nuestra Señora de la Antigua. El día grande es el 8 de mayo aunque los festejos durante varios días. Es popular la quema del Bihotza (icónico txistulari que simboliza el jolgorio) el último día de fiestas.