angle-left El desafío, la base de nuestros deportes

Hoy en día, la cesta punta, una modalidad de la pelota vasca se juega incluso en Filipinas. Cada herri kirola tiene su propio encanto. Mientras los deportes que provienen de la actividad de los caseríos te dejarán con la boca abierta por su espectacularidad, en las regatas, podrás admirar la valentía y fuerza de nuestros remeros en el agua.

El origen de la pelota vasca es lúdico, a diferencia del resto de herri kirolak que provienen del esfuerzo del trabajo en el campo. La cesta punta y la pala son algunas de las modalidades de este deporte, aunque la más famosa es la pelota mano. El proceso de fabricación de la pelota continúa siendo artesanal con madera de boj, cubierta por capas de látex y lana y rematada por cuero. Los frontones son los templos donde se practica este deporte. Si vienes a Bizkaia tienes que vivir un partido de pelota en directo. Gozarás con el ambiente que se respira, con las apuestas y con los tantos de los pelotaris (jugadores).

El remo está muy arraigado en nuestra costa y en la Ría de Bilbao. Existen tres modalidades del remo tradicional vasco según las embarcaciones: batel, trainerilla y trainera. Los equipos de remo más importantes de Bizkaia son Kaiku de Sestao y Urdaibai de Bermeo. Las regatas de traineras son unas competiciones espectaculares que merecen ser vistas de cerca. La fuerza de los remeros y su sincronización es milagrosa.

Los deportes populares definen nuestra manera de ser. Su punto de partida es la ardua actividad del caserío y se fundamentan en poner a prueba a los jugadores: quién es el más fuerte o el más rápido. Son pruebas que requieren de un gran esfuerzo. El público no solo hace apuestas, lo que se pone de relieve es el propio desafío.

Las Olimpiadas del caserío

Hemos convertido las arduas actividades del campo en unos deportes espectaculares. De hecho, la sokatira llegó a ser deporte olímpico en los años 20.

La harrijasotzea (levantamiento de piedras) y la aizkolaritza (corte de troncos) son dos de los herri kirolak más reconocidos. El primero consiste en levantar una piedra de gran tamaño desde el suelo y subirla hasta el hombro. Por su parte, la aizkolaritza consiste en ver quién de entre un grupo de aizkolaris (cortadores) corta en el menor tiempo posible un determinado número de troncos. Desde 2007, el aizkolari de Dima, Aitzol Atutxa es el txapeldun (campeón) de este deporte.

Los barrenadores tienen su origen en las labores de explotación minera de Meatzaldea, la Zona Minera de Bizkaia, hace más de un siglo. Es habitual su práctica en la margen izquierda. Este deporte consiste en hacer agujeros en las piedras con largas barrenas de acero y el que hace más agujeros resulta ganador. Desapareció tras la Guerra Civil pero la celebración de la Euskal Jaiak (Fiestas Vascas) de Ortuella de 1998 volvió a ponerla en primera línea.

Las idi probak (arrastre de piedra con bueyes) también tienen gran fama. Sirviéndose de un par de bueyes, se tiene que arrastrar una piedra de 1,5 a 4,5 kilos durante la mayor distancia posible. Por su parte, la sokatira se compone de dos equipos que tienen que tirar de la cuerda desde sus extremos. El grupo que pisa la marca del medio pierde. Este deporte ha tenido tanto éxito que de 1900 a 1920 llegó a ser disciplina olímpica.

Cómo llegar