angle-left El corazón de Bilbao

En sus calles se encuentran auténticos tesoros arquitectónicos de diferentes siglos.

Visitar Bilbao y no recorrer el Casco Viejo debería ser pecado. Es el barrio más antiguo de la ciudad y donde conocerás lugares tan emblemáticos como la Plaza Nueva, el Teatro Arriaga, la Catedral de Santiago y las iglesias de San Antón, San Nicolás y de San Juan.

Las Sietes Calles las constituyen Somera, Artekale, Tendería, Belostikale, Carnicería Vieja, Barrenkale y Barrenkale Barrena. Cada una lleva el nombre de los antiguos oficios y comercios de la zona. Por ejemplo, Carnicería Vieja se llama así porque ahí estaba el primer matadero de la ciudad. Hoy en día, el Casco Viejo es considerado un monumento histórico-artístico en su totalidad.

Las inundaciones de 1983 supusieron la mayor catástrofe natural en la historia de Bilbao. Estas lluvias causaron unos daños materiales tremendos en el Casco Viejo. Pese a ello, consiguió recuperar los tesoros arquitectónicos y mantenerse como el centro de interés más importante de la ciudad.

Tesoros del centro histórico

Además de las Siete Calles, en las demás calles del Casco Viejo te encontrarás con distintos tesoros históricos. Es el caso de la Biblioteca Bidebarrieta, uno de los centros culturales más importantes de la ciudad, con más de 100.000 libros. Por ejemplo, la Casa Mazarredo, del siglo XVII es uno de los mejores exponentes de las viviendas de lujo de la época. En la calle Pelota, el Palacio Yohn, conocido como La Bolsa, contiene una puerta adintelada, muy inusual en la arquitectura de Bizkaia.

El palacio más antiguo que se conserva en Bilbao, de 1590, es el Palacio Arana, de estilo renacentista tardío, con un arco de medio punto en la portada. Llama también la atención la Estación Atxuri que combina dos estilos arquitectónicos particulares: el montañero y el vasco. La Casa Cuna, en el muelle Urazurrutia, es un hermoso edificio modernista en el que durante el día se cuidaba a los hijos pequeños de los trabajadores. Por otra parte, en la plazuela San Nicolás, te espera el Banco BBVA, antiguo Banco de Bilbao, un impactante edificio de 1868 que actualmente recoge actos culturales como exposiciones o conciertos.

Rutas

Para recorrer como es debido el Casco Viejo tendrás que empezar por su entrada, desde el Arenal. En este gran espacio abierto dedicado al paseo y el ocio es donde nació la ciudad. El antiguo puerto se encontraba allí mismo. Gracias a ello, Bilbao abrió sus puertas a Europa y a los Reinos de Castilla y Aragón.

La Plaza Nueva es un centro neurálgico donde predominan los bares y restaurantes con llamativas barras de pintxos

Los jardines del Arenal poseen un encanto especial. Después de dar un paseo por allí, a la altura del kiosko musical verás a tu izquierda la iglesia de San Nicolás y a tu derecha, la fachada del icónico Teatro Arriaga.

Cruzaremos la carretera y nos dirigiremos por la calle Askao y Fueros al corazón del Casco Viejo: la Plaza Nueva. Los negocios y fiestas italianas de antaño dan paso a una plaza llena de vida con bares y restaurantes en los que sobresalen apetecibles barras llenas de pintxos.

Salimos de la Plaza por el arco que da hacia la calle Sombrerería rumbo a la Plaza Unamuno. El escritor Miguel de Unamuno es un ilustre de Bilbao por lo que se entiende que colocaran una escultura suya en una plaza homónima en pleno Casco Viejo. Seguimos por la calle de la Cruz hasta llegar al Portal de Zamudio. La fachada de la iglesia de los Juanes Santos nos da la bienvenida junto con el Museo Vasco. Este portal es la puerta de entrada a las Siete Calles. Nos adentramos en este cruce, donde estaba la antigua muralla, y siguiendo hacia el camino de la izquierda entramos en Somera (Goienkale, la de más arriba).

Somera es una de las calles más llenas de vida de Bilbao durante todo el día. Además, se trata de uno de los lugares de encuentro de ocio nocturno tanto para jóvenes como para adultos. Ve hasta el final de la calle, allí te encontrarás con la iglesia y el puente de San Antón, protector de la ciudad.

Al lado de San Antón, verás el Mercado de la Ribera, que recuerda a un barco amarrado al muelle y se considera el mercado cubierto más grande de Europa. Bajo los arcos de la Ribera, nos dirigimos por Belostikale hacia el cantón que comunica las Siete Calles. Tendrás la opción de meterte por la que más te apetezca.

En las calles de Santa María, Jardines y Perro, podrás dejarte llevar por el ambiente de los bares y de los deliciosos pintxos. Tomarás la calle del Pedro en dirección a la Catedral de Santiago, en la plazuela homónima. Este templo gótico es anterior a la fundación de Bilbao y la ha visto crecer. Una vez dejemos la catedral atrás, tomaremos la calle del Correo, llena de comercios, para dirigirnos al Teatro Arriaga.

Cómo llegar

No tendrás problema alguno para llegar al Casco Viejo. Como es uno de los principales puntos turísticos de Bilbao tienes varios medios de transporte a tu disposición para llegar: metro, tren, tranvía o autobús. Si vienes en coche, te recomendamos que lo aparques en el parking privado del Arenal ya que las zonas de aparcamiento del Casco están muy cotizadas.

  • Tren

    Euskotren tiene dos estaciones en el Casco Viejo. Por un lado, la Zazpi Kaleak que cubre las líneas E3 Lezama-Kukullaga y la E1 Bilbao-Donostia y por otro, la Estación de Atxuri, con la línea E4 que llega hasta Bermeo.

  • Metro

    Es el medio de transporte más rápido. La parada en las Siete Calles se llama Casco Viejo y tiene dos salidas: por la plaza Unamuno o por la plaza San Nicolás.

  • Tranvía

    La parada Arriaga te dejará en la misma plaza del Teatro, en la entrada del Casco Viejo.

  • Autobús

    En el Arenal hacen parada muchas líneas de la compañía Bilbobus: 03, 56, 75, 28, 58, 77, 30, 71, 85, 40, 72, 22, 11 y 62. Estos autobuses suelen tener mucha frecuencia de paso.

  • Coche

    Si vienes por la A-8 te recomendamos estos caminos. Desde Santander, coge la salida 116ª. Después de una rotonda, continúa por la carretera Larreagaburu. Allí mismo tendrás que seguir la avenida Miraflores, que cambia sus nombres a Atxuri y Ribera. Este camino te llevará directamente a la plaza del Arriaga. Por el contrario, si vienes desde Francia el procedimiento es idéntico, solo que en vez de salir por la A116, saldrás por la B116.

Gastronomía

Dónde comer

Elegir dónde comer será una de las decisiones más difíciles en tu paso por el Casco Viejo. Hay más de cien restaurantes y bares en esta zona, con una oferta ilimitada: carnes, pescados, hortalizas, postres, … Hay de todo y de calidad.

Si tu idea es hacer una ruta de pintxos, te recomendamos pruebes estos bocados gastronómicos en los bares de Unamuno, Plaza Nueva y Somera. Allí mismo encontrarás una amplia variedad de pintxos que van desde los más tradicional hasta obras de arte de alta cocina. En cambio, si prefieres comer en un restaurante te aconsejamos que des el pequeño paseo que va desde la calle del Perro hasta Santa María, repleto de restaurantes con menús para todos los bolsillos; todos ellos, recomendables.

Además, de jueves a sábados incluidos, gozarás con un ambiente divertido y de fiesta en las Siete Calles, sobre todo, en Somera. Los fines de semana los bares suelen organizar pintxo-pote, una oferta especial de pintxo más trago y las calles están a rebosar de gente, aún más, los días de partido del Athletic.

Alojamiento

Dónde dormir

En las calles del Casco Viejo encontrarás muchas pensiones y hostales donde hospedarte. Además de estas opciones, en los alrededores tienes una gran variedad de hoteles a tu disposición. No hay que olvidar que estamos en el corazón de Bilbao, aquí opciones para todos los gustos.

El Casco Viejo es una zona con mucho ambiente durante el día y también durante la noche. Si estás buscando tranquilidad es mejor que para buscar alojamiento te dirijas a los alrededores como al Ensanche o Abandoibarra.

  • El Casco Viejo se recorre rápidamente, no hay mucha distancia de un sitio a otro pero por el camino descubrirás pequeñas tiendas, rincones curiosos y bares y restaurantes que te harán ir calle arriba y calle abajo. Te recomendamos que te pierdas por sus calles estrechas para conocer la Bilbao más histórica, la de toda la vida.

    • Localización

      Casco Viejo, Bilbao

  • Lleva zapato cómodo para caminar por las calles del Casco Viejo. Echa un vistazo a la previsión del tiempo para que la lluvia no estropee tu paseo. También vale la pena llevar encima dinero en metálico para disfrutar de las ofertas de los restaurantes y de los bares.