angle-left Balmaseda, esencia medieval

Balmaseda es reconocida por su importante patrimonio histórico, su rica gastronomía tradicional y los bosques, montañas y ríos que la abrazan. Un lugar excelente para relajarse, gozar del medioambiente y aprender de la historia de Bizkaia.

Más allá del centro urbano, se pueden hacer muchos planes al aire libre ya que esta zona está rodeada por montes. Una de las rutas más conocidas la ascensión a la cima del monte Kolitza (879 m.) Esta cumbre es uno de los montes bocineros, las cinco cumbres vizcaínas desde las que antiguamente se tronaban bocinas de cuernos para anunciar a los pueblos la celebración de las Juntas Generales del Señorío de Vizcaya, a través de señales sonoras y luminosas.

Historia de Balmaseda

Balmaseda es el núcleo de población más antiguo de Bizkaia. Aunque los primeros vestigios son prehistóricos, fue dotada como villa en 1199 por el Señor de Bortedo, D. López Sánchez de Mena, otorgándole el Fuero de Logroño. Los motivos principales para hacerlo fueron dos. Por un lado, su ubicación estratégica entre las montañas y el río y, por el otro, las favorables rutas comerciales entre Castilla y Bizkaia, ya que por ahí discurría una antigua una antigua calzada romana. Así fue como la aduana más importante entre el Reino de Castilla y el Cantábrico se situó en Balmaseda.

A lo largo de su historia, Balmaseda ha sufrido tres guerras: la Guerra de la Convención, la de la Independencia y las Guerras Carlistas. Las tres propiciaron la debacle económica del municipio. Sin embargo, entre finales del siglo XIX y principios siglo XX, con la llegada del ferrocarril y la industrialización, consiguió recuperar su salud económica. En este sentido y con el objetivo de facilitar la explotación de las minas cercanas, en 1888 se creó la Compañía del Ferrocarril del Cadagua, que unía Balmaseda y Zorroza por tren.

Al calor de la industrialización se crearon otras importantes industrias en la zona como la pionera fábrica de muebles Mariano Murga Tamayo o la fábrica de boinas La Encartada, hoy en día reconvertida en un museo que recorre los comienzos de la industrialización en Euskadi así como la historia de una de nuestras prendas más reconocidas: la txapela (boina).

Desde el descubrimiento de América, numerosos habitantes de las Encartaciones emigraron en busca de una nueva forma de vida. Algunos consiguieron “hacer las Américas” y regresaron a su tierra materna donde construyeron espectaculares mansiones gracias a sus inmensas fortunas. Si te interesa conocer su historia, puedes disfrutar de una ruta guiada para conocer el legado indiano en Balmaseda.

Seis visitas imperdibles en Balmaseda

La iglesia de San Severino. Erigida en el siglo XV sobre la muralla, se sitúa en la plaza homónima en pleno casco antiguo. Se trata de una iglesia de tres naves en diferentes alturas y dispone de un ábside ochavado en siete paños.Cabe destacar que, aunque su decoración contiene formas neogóticas, las imágenes de los santos son románticas.

La iglesia de San Juan Bautista. Esta iglesia del siglo XV se encuentra en la calle Martin Mendia, en la margen izquierda del río Cadagua. El templo consta de un único ábside gótico-renacentista. En ella se veneraron los restos del cuerpo de San Bonifacio. En la actualidad en su interior se ubica el Museo de Historia de Balmaseda.

Palacio Horcasitas. Esta casa torre se sitúa entre la calle Martin Mendia y la calle del Medio (Erdiko kalea) Se trata de un imponente edificio construido en cuatro alturas con ventanas en todas sus fachadas. Por su impacto, destacan las columnas corintias que flanquean la portada. Los escudos de armas adornan los exteriores del edificio e identifican el apellido del promotor, Horcasitas de Arcentales. Aunque era de propiedad privada, actualmente es parte del patrimonio municipal.

El Puente Viejo. Levantado durante la Baja Edad Media, este puente de piedra  atraviesa el río Cadagua y es el testigo más antiguo de la antigua Balmaseda amurallada. Supuso el único punto de paso del tráfico entre la costa y Castilla en esta zona. Se compone de tres arcos de medio punto, con uno central muy elevado respecto a los otros, lo que era incómodo para el transporte de mercancías. Es característica también su torreta gótica.

Convento de Santa Clara. Fue construido con un legado indiano enviado desde Panamá en el camino de salida hacia Burgos por razones estratégicas. En 1666 llegó la primera abadesa, María Jacinta de la Puente. Actualmente no vive nadie y se puede visitar. Lo que antiguamente era un convento se ha reconvertido en un hostal-restaurante, la vieja Preceptoría de Gramática en vivienda particular mientras que la iglesia ha sido desacralizada para albergar el Centro de Interpretación de la Pasión Viviente de Balmaseda. Si vienes en Semana Santa a Bizkaia, te recomendamos que visites la villa ya que aquí se vive con auténtico fervor.

Palacio Urrutia. El arquitecto Ibáñez de Zalbidea construyó este palacio en un estilo clasicista severo. Construido en tres alturas, ocupa la calle Correría y parte del Cantón de la Fuente y dispone de vanos en todas sus fachadas. En la actualidad, su estructura interior ha variado ya que son tres viviendas particulares. Destaca el escudo de armas de la familia Urrutia, derivados de los Salcedo-Ayala, descendientes de las casas reales de León y Aragón.

Cómo llegar

Balmaseda se encuentra en la comarca de las Encartaciones en el extremo occidental de Bizkaia. Se encuentra bien comunicado tanto de la capital, a 28 kilómetros de distancia, como de otros puntos de Bizkaia. Dispones de tren, autobuses interurbanos y de una carretera cómoda para llegar a este destino.

  • Tren

    Gracias a Feve, tienes dos maneras de llegar a Balmaseda desde Bilbao. Puedes coger la línea Bilbao-Balmaseda y bajarte en la última estación o tomar la línea Bilbao-León, con parada en Balmaseda.

  • Autobús

    La compañía de transporte Bizkaibus dispone de varias líneas que conectan Bilbao y el resto de Bizkaia (Cruces/UPV, Lanestosa, Santurtzi y Zalla). Desde la estación de Termibus, por ejemplo, sale la línea A0651 con destino a Balmaseda. Si quieres consultar el resto de líneas y frecuencias, te recomendamos que visites la página web de Bizkaibus.

  • Coche

    El trayecto desde Bilbao es sencillo y cómodo. Tendrás que tomar primero la A8, continuar por BI-636 hasta coger la salida E-70 para llegar a Balmaseda.

Gastronomía

Dónde comer

Tanto en Balmaseda con el resto de la zona de las Encartaciones tienes a tu disposición una amplia oferta de hoteles y alojamientos, sobre todo, abundan las casas rurales. Si quieres disfrutar de unos días de relax, te recomendamos a que optes por alguna de estas casas rurales sumergidas en plena naturaleza.

Por otro lado, aunque todavía no está disponible, este año dormir en Balmaseda en autocaravana será pronto una realidad. Según el Ayuntamiento de la localidad, en abril se habilitará una zona de aparcamiento para las autocaravanas en el barrio de Las Laceras.

Alojamiento

Dónde dormir

Tanto en Balmaseda con el resto de la zona de las Encartaciones tienes a tu disposición una amplia oferta de hoteles y alojamientos, sobre todo, abundan las casas rurales. Si quieres disfrutar de unos días de relax, te recomendamos a que optes por alguna de estas casas rurales sumergidas en plena naturaleza.

Por otro lado, aunque todavía no está disponible, este año dormir en Balmaseda en autocaravana será pronto una realidad. Según el Ayuntamiento de la localidad, en abril se habilitará una zona de aparcamiento para las autocaravanas en el barrio de Las Laceras.

  • Si deseas conocer más información sobre los planes que puedes realizar y los monumentos a visitar en Balmaseda te recomendamos que visites la página web de Turismo de la localidad o que visites directamente su oficina, ubicada en el casco histórico.

    Oficina de Turismo de Balmaseda
    Martín Mendia, 2.

    48800 Balmaseda, Bizkaia.

    Teléfono: 946 802 976

    E-mail: info@enkartur.eus

    • Horario

      De lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 h.
      Fines de semana y festivos de 10:00 a 14:00.

      Horario de Verano: (15 de Junio - 15 de Septiembre)

      De lunes a sábado de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 h.
      Domingos y festivos de 9:00 a 14:00 h.

    • Localización

      Balmaseda

  • Las fiestas de San Severino son las más conocidas de Balmaseda. Se celebran el 23 de octubre, día en el que también se celebra el popular concurso de putxeras. Otra de las fiestas más destacadas es la Semana Santa, sus procesiones y la representación del Drama del Calvario, interpretada de forma vívida por todos sus habitantes hacen de esta Pasión Viviente un espectáculo digno de ver. Asimismo, el Mercado Medieval, que se celebra cada mes de mayo, es una de las experiencias que más visitantes acoge y rememora el pasado medieval de la villa.